Novedades Círculo Rojo Agosto


Invento historias con las figuras que creo ver en el gotelé del techo de mi habitación... Intentando dejar atrás los horribles pensamientos que me persiguen todos los días desde hace 13 años. A veces pienso que este techo me ha salvado la vida en más de una ocasión. Y no me equivoco. Quizás primero debería presentarme, pero para ello tendría que saber quién soy,
y eso, hoy por hoy, lo tengo bastante difuso. Mi nombre es Martina. El nombre lo heredé de mi bisabuela por parte de madre. A veces la creo ver en sueños y siento que me mira con lástima. No es raro que yo cause este sentimiento en las personas que me conocen, es más, te diría que es algo bastante frecuente. Tengo 20 años y sé que más de uno se imaginará a una joven vital y risueña a la que le queda toda una vida por delante, pero no saben que mi piel esta curtida de heridas que aún no han cicatrizado y que, sinceramente, pienso que nunca lo harán. Imaginar que me queda toda una vida de ser pasto de la tristeza y la ansiedad más absolutas, se hace un poco cuesta arriba. ¿Cómo puede una persona de tan solo 20 años pensar así? ¿Qué cosas tan horribles han podido ocurrirle a una muchachita para dejarla irreparablemente rota?



Cuando la infelicidad acecha y el amor atropella tu corazón.
Cuando el corazón no entiende de sobre valoraciones y las miradas dicen más que las palabras.
Cuando las películas no te enseñan a no enamorarte y tu felicidad se encuentra junto a otra persona.
Cuanto tú para siempre es pasado y tú futuro es un poco a poco.
Piensa…
¿Cuánto tiempo necesita tu corazón para dejarse amar?
¿Merece la pena luchar, por lo que vale la pena amar?







Natalia es una chica con un mundo propio que la vuelve diferente a los demás. Debido a la crisis, su padre es destinado a otra ciudad y toda la familia tiene que mudarse. Es entonces cuando su vida toma un rumbo completamente distinto que ella no esperaba. Allí entrará en un instituto diferente y entablará nuevas amistades. Pero lo que parecía una aventura emocionante, se convertirá en un infierno del que le parecerá imposible escapar.











Una gran catástrofe asola a la humanidad, una erupción solar deja repentinamente ciega a la mayoría de la población.
Solo unos pocos escapan a esta situación. Nuestra forma de vida y nuestras rutinas diarias desaparecen, todos estamos obligados al cambio.
Hay que elegir una postura moral y ética, mientras unos aprovechan su situación de superioridad para sus intereses personales, otros se vuelcan en la ayuda desinteresada a los
demás. Entre estos últimos un ciego de nacimiento, vendedor de cupones, resulta vital para adaptar y mejorar la vida de videntes e invidentes, junto a un vigilante de seguridad, héroe innato.

¿Cuál seria tu opción? Si no te decides, simplemente cierra los ojos.


¿Nunca has sentido que tu vida está ya lista, preparada, empaquetada y rumbo a un destino que no te acaba de gustar?

¿Qué pasaría si de repente tus sueños se hicieran realidad cuando los has intentado evitar a toda costa? ¿Y si, encima, le añadimos un muerto? Wilheim Apfelstrudel está a punto de tener una de las mayores aventuras de su vida. Eso sí, y que quede constancia, evitándola a toda costa.










¿ Y vosotros qué opináis? ¿ Os llama la atención alguno?

Comentarios

  1. Ilumíname es el que más me atrae, aunque tampoco es que me mate...
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Película: Maléfica

Película: Frozen. El reino del hielo

Película: Drácula de Bram Stoker